La ciudad de las viudas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“Cuando murió mi esposo, su familia me echó de casa diciendo que mi vida no valía nada…”.

Este es el testimonio de Radha Davi, cuyo pecado es ser viuda en India, que ahora mendiga en las calles de Vrindavan, la ciudad santa dónde el dios Krishna pasó su infancia. Su destino se une al otras miles, que vestidas de blanco, el color del luto en India, han sido repudiadas por sus familias y su única posibilidad es acudir a ciudades como esta. Aquí pasan el día rezando para los demás por un poco de comida, y al llegar la noche, las más afortunadas tienen un sitio en el suelo dentro de un Ashram, al resto, solo le queda dormir en la calle.

Este reportaje fue realizado con la colaboración de la periodista Ana Gabriela Rojas, y fue publicado en El País Semanal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *