Necrofotografía

Junta a varios fotógrafos en un mesa, dales cerveza y algo de comer, esto último no es imprescindible, e irremediablemente alguno dirá más pronto que tarde la frase mágica, “La fotografía está muerta”. Esta frase tiene sus variantes como “la foto está fatal” “de esto no hay quien viva” y otras combinaciones que desencadenan una ristra de quejas y comparaciones con otros tiempos pasados que aparentemente siempre fueron mejores.

Canon 5D MarkIII 35mm.F2 1/100 F13 Iso100

Andaba yo por Varanasi, el día después de uno de estos desahogos pensando en mi incierto futuro cuando me encontré con el Studio Albert: se fotografían muertos. Para los hinduistas ser incinerado en Varanasi rompe el ciclo de reencarnaciones, algo que debe ser bueno vista la cantidad de gente que es quemada aquí cada día. Con interés profesional y viendo quizás una nueva línea de negocio que importar a mí país, intenté entablar conversación con el señor que yo presumía era el Sr.Albert.

1512-0010
Canon 5D MarkIII 35mm.F2 1/100 F2.8 Iso400

Como el hombre no hablaba inglés y su idioma lo utilizaba poco, quizás debido a su clientela, un tipo que pasaba por la calle me hizo de intérprete, a costa, eso sí, de intercalar en cada frase el comentario de que era propietario de una tienda de sedas que yo debía visitar sin compromiso pero que seguro que compraba algo porque los precios eran irresistibles. Pese a las dificultades conseguí aclarar que el señor Albert no era él. Ese cartel ya estaba allí antes. Era el señor Bilal, y cobraba 50 Rs. por foto (0,70€), y oh dios mío, saliendo de su letargo, comenzó a decirle a mi interesado traductor que el negocio estaba fatal, que ya nada era como antes y que todo el mundo hacía fotos de los cadáveres con el móvil y ya no vendía nada. De pronto estaba otra vez en la conversación de la noche anterior, no pude más que asentir y seguir caminando en dirección contraria a la que me indicaba mi improvisado intérprete.

1511-2422
Canon 5D MarkIII 35mm.F2 1/100 F5.6 Iso200

Por cierto, volviendo al inicio, después de las quejas, de poner a parir a los editores que nunca saben nada, de que cada vez se cobra menos, de que tenemos que grabar vídeo, de que nos compran las fotos a peso, etc… al final siempre alguien dice: “Bueno, nadie nos obliga a hacerlo” o “Lo hacemos porque nos gusta”. Todos asentimos, pedimos otra ronda de cerveza y pasamos a contar batallitas. Así nos va.

1511-2410
Canon 5D MarkIII 35mm.F2 1/100 F5.6 Iso200

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *