El zoo humano. Las mujeres Jirafa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

En Tailandia, una de las excursiones típicas, además del fútbol de elefantes, es la visita a las mujeres jirafa.

Estas aldeas en realidad son campos de refugiados birmanos. Sus habitantes no pueden viajar libremente por el país. El collar, una espiral de bronce de dos kilos de peso, deforma sus hombros (no estira el cuello) y las hace atractivas a los turistas, que invaden su territorio durante una hora al día por la mañana y otra por la tarde.  En cuanto asoman las atestadas barcas, dejan sus labores y despliegan souvenirs para los recién llegados. Aquí, para una mujer, llevar un molesto collar de bronce como reclamo significa la mejor manera de ganar dinero, ya que por su estatus de refugiados no pueden trabajar,  y en un perverso círculo, fuerzan a sus hijas a llevar la espiral metálica para perpetuar el negocio, que es el de ser un parque zoológico humano.

 


 

 

Este reportaje se realizó con la colaboración de Ana Gabriela Rojas y se emitió en CUATRO en España y en Azteca TV en México y se publicó en la revista QUO.

Un comentario sobre “El zoo humano. Las mujeres Jirafa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *